Reflexiones

5-8-2016

Para pensar en Shabat

Selección: Seminarista Gustavo Geier

Sobre el celo ardiente
Una vez que el maguid de Me-zeritch hubo fallecido, su dicípulo Shneur Zalman decidió abandonar para siempre esa ciudad por los recuerdos que le traía. Cuando se despidió del hijo del Ma- guid, Rabí Abraham, éste dijo que lo acompañaría y subió al ca-rruaje. Cuando hubieron pasado la puerta de la ciudad, Rabí Abraham dijo al cochero: “Azuza tus caballos, y déjalos correr hasta que olviden que son caballos”.
Zalman tomó a pecho estas palabras. “Me llevará algún tiempo aprender esta manera de servir adecuadamente”, dijo… ¡Y permaneció en Mezerich un año más!

5-8-2016

Psiquiatra.......las preocupaciones del israelí.....

El Paciente
Gracias, doctor, por recibirme en tan corto plazo, y no haberme hecho esperar semanas para recibir mi turno.
Mis amigos me recomendaron que lo viese porque dicen que estoy sufriendo de una paranoia aguda, de un complejo de persecución, y de una obsesión de que todo el mundo me tiene antipatía y cólera.
Dicen que exagero porque se me ha metido en la cabeza que Irán me quiere borrar del mapa, tirándome una bomba atómica.
No puedo dormir pensando que Hizballah tiene hoy más de 40,000 cohetes y todos están apuntados contra mí.
Me desvela que la organización terrorista Hamas me dispare cohetes, como el que dispararon a Ashkelon hace unos días.
Me preocupa que el presidente Obama esté más enojado con nosotros que con Irán.
Me molesta que los ultra-ortodoxos vivan a mi costa sin trabajar, y que piensen que la única forma de defendernos de nuestros enemigos es estudiar los libros sagrados con ahinco. Y el hecho de que dentro de dos décadas la mayoría de los niños en edad escolar serán ultra-ortodoxos, que no aprenderán nada excepto el Talmud, me produce temor de que nos volveremos un país más atrasado que el más atrasado de los países africanos.

22-07-2016

Para pensar en Shabat - Un Jarrón

Un niñito que jugaba un día con un jarrón muy valioso metió su mano dentro y no pudo sacarla. Su padre también trató lo mejor que pudo, pero en vano.
Estaban pensando ya en romper el jarrón cuando el padre dijo:
- Ahora, hijo mío, tratemos una vez más. Abre tu mano y estira tus dedos como me ves, y entonces sácala.
Para su asombro, el chiquitín respondió:
- Oh no, papi. No podría estirar mis dedos así, porque si lo hiciera dejaría caer mi centavo.
Sonríe, si quieres, pero miles de nosotros somos como ese niñito, tan ocupados aferrándonos al centavo en el mundo, que no podemos aceptar la liberación.

15-7-2016

Para pensar en Shabat - La Sucesión

Selección: Seminarista Gustavo Geier

Antes de morir el Baal Shem Tov, los discípulos le preguntaron quién iba a ser el maestro de ellos en su lugar. Respondió: “Aquel que pueda enseñaros cómo do-minar el orgullo, ése será mi sucesor”.
Después de su muerte, los discípulos plantearon la cuestión en primer lugar a Rabí Ber: “¿Cómo puede dominarse el orgullo?”
Él respondió: “El orgullo per-tenece a Dios. Está escrito ‘Dios reina, de majestad está vestido’. Es por ello que nada puede aconsejarse para vencer el orgullo. Debemos intentar dominarlo todos los días de nuestra vida.”
Entonces los discípulos comprendieron que era él quien había de ser el sucesor de su maestro, el Baal Shem Tov.

1-7-2016

Para pensar en Shabat

Selección: Seminarista Gustavo Geier

Preguntaron a Rabi Aarón qué había aprendido de su maestro, el Gran Maguid. Respondió: “Nada de nada”. Cuando insistieron en que explicara qué era lo que eso significaba, agregó: “La nada de nada es lo que aprendí. Aprendí el significado de la nada. Aprendí que soy nada de nada y que, no obstante eso, SOY.”

24-06-2016

Para pensar en Shabat - Aprendiendo a vivir en Comunidad

Selección: Seminarista Gustavo Geier

Se cuenta la historia de un viajero que, al aproximarse a una gran ciudad, le preguntó a un viejo sabio que se encontraba casualmente a un lado del camino descansando junto a su discípulo:
- ¿Cómo es la gente de esta ciudad?
- ¿Cómo era la gente del lugar de donde vienes? - le inquirió el viejo sabio a su vez.
- Terrible - respondió el viajero. -Mezquina. No se puede confiar en ella. Detestable en todo los sentidos.
- ¡Ah!, - exclamó el maestro - encontrarás lo mismo en la ciudad adonde te diriges.
Apenas había partido el primer viajero cuando otro se detuvo y también preguntó acerca de la gente que habitaba en la ciudad cercana.De nuevo el viejo sabio le preguntó al viajero por la gente de la ciudad de donde provenía.
- Era gente maravillosa; honesta, trabajadora y extremadamente generosa. Lamento haber tenido que partir - declaró el segundo viajero.
El maestro le respondió: - Lo mismo hallarás en la ciudad adonde te diriges.
Al alejarse el viajero, el discípulo le pregunta cómo era posible que a una pregunta similar, diera dos respuestas dispares.
La simple respuesta fue: En ocasiones no vemos las cosas como son, las vemos como somos.

24-06-2016

Breve comentario de la correspondencia entre Einstein y Freud sobre la Guerra

Por la Lic. Nelly Sour

En esta época signada por un hartazgo político y social , violencia y malestar, me voy a referir a algunos párrafos de la correspondencia entre Freud y Einstein.
En 1932 Einstein es invitado por la Liga de las Naciones a exponer un tema con interlocutor a su eleccion, elige el tema de la guerra y de interlocutor a Freud.
Einstein sostiene que el hombre tiene dentro de sí un apetito de odio y destrucción que está en estado latente y emerge en determinadas circunstancias, y su pregunta es: “¿Hay algún camino para evitar los estragos de la guerra?”

17-06-2016

Aniversario de la Guerra de los Seis Días Reunificación de Ierushalaim

Por David Drukier

La rutilante victoria del pueblo y el Estado de Israel en la Guerra de los Seis Días contra las naciones árabes marcó un punto de inflexión en la consideración del mundo con respecto a los Judíos; el crédito y la contemplación obtenidos a traves del Holocausto de seis millones de nuestros hermanos comenzó a esfumarse; pasamos de ser el débil y bueno de la película a ser el poderoso y el malo; el estereotipo del niño desamparado en el Gueto, con los brazos en alto y apuntado por el fusil de un soldado alemán, se había transformado en un muchacho entrenado que piloteaba aviones, lanchas torpederas, que conducía tanques y era imparable.
El mundo no lo pudo digerir, no pudo tolerar que una vez más como en 1948 o en 1956, pero esta vez con más capacidad, más tecnología y más inteligencia, el pequeño Estado de Israel emergía victorioso.
El antisemitismo tenía nuevamente un objetivo y un leitmotiv, se reinventó a sí mismo como antisionismo para regodeo de todas las izquierdas mundiales.

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 14

Benei Tikva · Sinagoga Leo Baeck · secretaria@beneitikva.org.ar

Vidal 2049 · CP1428CSE · Ciudad de Buenos Aires - (+5411) 4781-9392